lunes, 7 de mayo de 2012

La nueva "operetta" del Clarin

En este Blog hemos hecho un extenso seguimiento a las notas que tenían como protagonista al ex embajador argentino en Venezuela, Sadous.
Si quieren recordarla, hagan clic acá y péguenle una leída rápida para rememorar como los diarios Clarin y La Nación intentaron instalar una gran mentira como si fuera una verdad.
En resumen, los diarios se hicieron eco de supuestas denuncias de Sadous sobre la existencia de una "embajada paralela" en Venezuela que conducía directamente De Vido y que le pedian sobreprecios a las Traders para propiciar actos de corrupción. De esas denuncias - sin fundamento - los diarios llevaban grandes titulares en los que anunciaban que "De vido y Kirchner" eran los responsables de esa "Embajada paralela" o que los productores se escondían para no declarar.
Esas mentiras fueron totalmente descubiertas porque los productores (Cavanagh y Aizpun) se presentaron en la justicia y ante los medios. Finalmente los responsables de las empresas de maquinarias (Pauny) también desarticularon la maniobra de Clarin.
Los Traders (Palmat) desmintieron una a una las mentiras de Clarin y demostraron que los precios eran los que se pagaban usualmente por este tipo de tareas.
Es más; cuando Sadous debió comparecer en secreto frente al Congreso fueron los mismos legisladores del "grupo A" (¿se acuerdan del grupo A?) los que le dieron toda la información a Clarin para que la publicara. Esa declaración hizo que Sadous hoy sea un paria diplomático porque mintió y ahora es juzgado por ello.
En fin; el tema desapareció de los medios hasta ahora...

 La Vuelta del tema Venezuela

Pero hoy vuelven al ataque con la nota principal del Diario titulada "Negocios con Venezuela: otro acuerdo bajo sospecha" escrita por Matías Longoni y César Batiz, un periodista de "Cadena Capriles"; curiosamente la cadena de medios de la familia del candidato opositor a Chavez.
La nota no se refiere al caso de las Traders en la que se basaba la mentira de la "operetta Sadous", sino de una supuesta "insólita situación" para "favorecer a empresarios amigos del poder" con la construcción de 10.000 viviendas en Venezuela.
Clarin juega con el título al afirmar que hay "otro acuerdo sospechado" y lo emparenta con la mentira de Sadous.
Los multimedios opositores publican la nota llena de condicionales, porque no logran afirmar que la empresa constructora "estarían vinculados a De Vido", o el tema "pordría convertirse en un escándalo" si finalmente "la sospecha sobre un negocio digitado cobra cuerpo cuando se sabe quienes integran la firma beneficiada".
Esta nota está vacía desde el principio. Se sabe porque conocemos y dejamos al descubierto las "operettas" anteriores pero es interesante para ver como una "mentira dormida" es funcional para despertarla un tiempo después pretendiéndola como verdad.

2 comentarios:

Mucha de la Torre dijo...

mE HA GUSTADO EL BLOG
uN ABRAZO DESDE mIAMI

RECOMENZAR dijo...

AQUI ESTA MI BLOG