martes, 10 de agosto de 2010

Aumento constante y generalizados de las mentiras = "IN-FALSIÓN"

El tema elegido hoy por el GDA para encabezar su ataque al gobierno fue la inflación. Pero viendo como lo tratan desde hace tiempo, más que "aumento generalizado y constante de los precios" (inflación) es un aumento constante y generalizado de las falsedades ("IN-FALSION").
Nos viene como anillo al dedo, porque como sabrán venimos tratando el tema con "datos duros" desde hace unos días.
Justo después de la reunión de los empresarios de la UIA con Magnetto (dueño de Clarin) sale en las primeras páginas de SU diario - oh casualidad! - el tema "inflación".
La columna del Editor adjunto Ricardo Roa sostiene que Argentina se encuentra en el "G7" de los paises con inflación, la que compartiríamos con Congo, Etiopía, Pakistan, Ghana, Islas Seychelles y Venezuela.
Primeramente habría que conocer un poco las condiciones de esas economías para darse cuenta que no podemos compararlas con nuestra economía, ni tampoco son comparables entre ellas.
La nota principal del diario de Magnetto se titula "por la inflación, se volvio a tensar la negociación salarial". Esta afimación de base choca con la realidad porque lo que está sucediendo - y en parte revela el diario luego - es que hay una tensión por el reparto de la ganancia de las empresas producidas por los trabajadores.
Sin ánimo de pasarme a la izquierda paleontológica, lo que se está viendo es que los trabajadores están fortalecidos en sus organizaciones sindicales y pueden exigir con fuerza a los empresarios (sus patrones) una más justa distribución de la renta. El caso más concreto se ve en la protesta de los recibidores y cargadores de granos en los grandes puertos cerealeros de Quequén, Rosario y Bahía Blanca.
Los trabajadores, concientes de lo importantes que son para exportar miles de millones de dólares, han reclamado una parte mayor de esa renta de la que - para que salga al mar - necesita pasar por sus manos.
Un barco de bandera liberiana (un país que no figura en el "G7" de la inflación pero está en el puesto 169 de IDH) cargado con 17.000 toneladas de soja lleva una carga muy valiosa para que los patrones no lleguen a un acuerdo con los trabajadores estibadores criollos.
La UIA (que se reunio con la AEA de Magnetto) rechaza de plano la reapertura de las negociaciones salariales afirmando que "no hay ninguna justificación para que se reabran las paritarias. Ni siquiera para los gremios que firmaron sus convenios a principio de año".
Esto debe hacernos disparar el siguiente razonamiento lógico. Si hubiese tanta inflación y los trabajadores perdieran el poder adquisitivo del salario ¿no sería suficiente justificación para reabrir las paritarias?.
Pero no nos quedemos en cuestiones semánticas. Aquí de lo que se está discutiendo es de economía y plata... mucha plata.
Jorge Luis Velazquez dice en el GDA que "no hay forma que los salarios le ganen a la inflación". Lo que no dice Velázquez es que la inflación real es mucho más baja de la inflación "privada" a la que ellos solo creen para publicar pero no para pagar los salarios.
A ver, si ellos usan como parametro para publicar la inflación "privada" (privada de métodos científicos) está claro que los trabajadores van por detrás de la inflación.
Pero si ellos usaran el índice de inflación del INDEC que está tomado con un método científico, estadístico y avalado por organismos internacionales, se darían cuenta porque sus titulares se chocan todos los días con la realidad.
Chocan tanto con la realidad que hoy Ismael Bermudez escribe "la mayor actividad económica está impulsando los ingresos impositivos, pero la suba de los precios -por la vía de inflar la recaudación y licuar los gastos del Estado- es lo que más está ayudando al Gobierno a mejorar las cuentas públicas". Esto le permitió al gobierno - se sincera Bermudez - mostrar que las cuentas públicas cerraran con superavit durante el primer semestre.
En fin.... Los discursos neoliberales tratan de imponer la agenda pero no tienen el poder para ir más allá de la desinformación. Clarin puede decir "hay inflación", pero no puede decir al mismo tiempo que "está mal que los trabajadores quiera más salario para igualar esa inflación". Porque o no hay inflación, o no están de acuerdo con que los trabajadores tengan un sueldo digno.


(Estibadores de granos que para la UIA son los causantes de la inflación)

1 comentario:

Columna Norte dijo...

Otra gran mentira del GDA. Lo bueno es que en esta discusión política que le venimos dando desde todos los sectores populares se resquebraja cada vez mas su hegemonismo mediático.
Saludos,
Ikal en su Cumpleaños