domingo, 13 de marzo de 2011

Crónicas desde el NOA I

Esta es la primera crónica de mi viaje por el Nor-Oeste del País.

He regresado de unas edificantes vacaciones, que a parte de servir para descansar el cuerpo y la mente, han servido para reafirmar ciertas ideas y poder ver "en el campo" ciertas realidades que desde la centralidad de Buenos Aires a veces es muy difícil dimensionar.
Volví a una región del país que había visitado en el 2004, donde había encontrado pobreza y miseria a donde se mirara. Por aquellos años, la miseria de la gente y de la apariencia de aquellas lejanas tierras era palpable en aquellos tiempos en que la crisis social, política y económica todavía se sentía.
A siete años de esa "primera impresión", las cosas han cambiado muchísimo.
En primer lugar se ve en las calles que ha mejorado la situación. La cara de la gente es otra y gracias al modelo económico en el que todos estamos hay una capacidad renovada de la gente de consumir distintos productos que hacen al bienestar.
-
Inclusión Social
Volví a la querida provincia de Mendoza. Allí tengo una amiga desde hace mucho tiempo y por años hemos mantenido correspondencia (a la vieja usanza) y contacto electrónico.
La realidad social de las jubilaciones y los planes distintos programas de inclusión modifican diametralmente la vida y perspectiva de las personas y sus familias.
Darle la jubilación a alguien que no pudo aportar los últimos 15 años (pensemos por qué no pudo aportar desde la década del noventa) es devolverle la dignidad perdida, el autorespeto.
Esa sensación te la dicen con lágrimas en los ojos porque vienen a la mente años de miedos, inseguridad sobre el futuro y el bienestar de los últimos años de vida.
La posibilidad de volver a tener cobertura social y de tratarse de enfermedades es otra gran derecho recuperado para los argentinos.
No es demagogia, no es un "cuentito para talibanes". Ellos son radicales, de una provincia gobernada por un gobernador al que no quieren, pero a pesar de la censura mediática en la que saben que viven (por el monopolio Vila-Manzano), apoyan a la presidenta.
Me echaron en cara que ellos no querían a Cobos, y tenían razón. Hoy, van a votar a Cristina por el descalabro de los precandidatos, de los cuales dos son de allá.
Pero una historia se ve multiplicada en miles y miles. Por ejemplo, por las noches, después de las larga y necesaria siesta, la gente sale a las calles a terminar con sus actividades del día.
Y que fervor!, cuanta posibilidad de consumo!. Y no es "por miedo a la inflación", es por capacidad económica.
Electrodomésticos nacionales, ropa, comida, zapatos, útiles escolares. Y ¿saben qué? a diferencia del consumo de los '90, ahora se consume producción nacional y trabajo argentino, por lo tanto no existe el riesgo de generar desempleo, sino por el contrario este consumo crea empleo.
(Peatonales de La Rioja y Mendoza)

-
Conectar Igualdad

Todas las ciudades y grandes pueblos tienen una conectividad a internet muy alta. De hecho hay zonas Wi-Fi en la mayoría de espacios públicos, edificios y comercios con lo que uno puede estar comunicado o trabajar constantemente si se quisiera.
Esto es importante porque los que están siendo incorporados masivamente al mundo digital son los chicos de las escuelas públicas y sus familias.
Los beneficios del programa "conectar igualdad" se hace visible en las calles, donde los "changuitos" y "changuitas" van a tomar fresco a las plazas y a hacer la tareas para la escuela.
Es edificante que nadie oculta o teme por su herramienta (netbook) y no tienen problema en mostrarte como funciona con alegría.
Hablé con los chicos de la escuela pública que estaban contentos por poder mandarse cosas mientras buscaban información y que logran un rápido dominio de las "compus".
Una madre de un chico de primer grado me contaba que ella estaba aprendiendo a usarla para poder aprender a usar la de su trabajo.
Interesante, la mamá también aprendía con la computadora de su hijo. Se la veía contenta, contando eso a un perfecto desconocido que era yo. Esa alegría en las palabras de esa señora la escuche en muchas mujeres que esperaban a sus nenes en la puerta de la escuela a la sombra.
En este momento uno puedo tomar dimensión del pensamiento gorila, esa anécdota del "asado con parquet" que regresará bastante en estas crónicas.
Este gobierno, este modelo socio-económico-político sacó del subsuelo a 3 millones de chicos dándole la herramienta ("la caña de pescar" de la que los gorilones siempre hablan pero nunca dieron"). Una medida que impresiona positivamente a propios y a extraños.

("Changuitos" líderes de los próximos 40 años)
-
Obra pública
La obra pública se ve. Las viviendas y los barrios enteros a las afueras de las ciudades están ahí.
También se ve la electrificación rural que hace unos años no estaba.
Recuerdo que familiares míos habían recorrido estas mismas tierras hace unos años y se "horrorizaban" por la oscuridad que había de noche en los pueblos. Hoy las obras de electrificado de los pequeños pueblos y caminos es una realidad.
También se ven ranchitos muy pobres, en medio de terrénos áridos, pero aparecen paneles y calentadores solares. No se si eso será por inversión pública o no, pero lo que se ve es la intención de mejorar la calidad de vida de esas personas que venden zapallos, melones y sandías "al paso".
También se pueden encontrar obras monumentales y arquitectónocamente perfectas como el Centro Cívico de San Juan, los canales de riego o las rutas puestas a nuevo.

(Ruta a Chile, Electrificación rural en La Rioja y Centro Cívico de San Juan)

-
Aerolineas
Voy a dedicar un párrafo de esta crónica a Aerolineas. Quiero dejar claro que siempre que viajé y pude hacerlo, lo hice por Aerolineas.
Me tocó viajar en épocas que el "servicio a bordo" lo daban las azafatas vestidas con jean y zapatillas repartiendo una barrita de cereal de una caja de cartón. Tocó esa época en que la empresa estaba a punto de cerrarse, fundirse y (siendo privada) venderse.
Desde que se estatizó ha ido mejorando paulatinamente y a pesar del "trabajo a reglamento" de los maleteros que "me comí" en aeroparque pude viajar dignamente. Atendido como un viajero de primera.
A la vuelta lo hice uno de los nuevos Embraer adquiridos por la empresa. Cómodo, de última generación, con pantallas táctiles individuales para cada pasajero, con azafatas "veteranas" y ayudantes "en instrucción". Otra vez aparecía en mi cabeza la idea gorila del "parquet para el asado".
¿Para que quiere un tucumano de 70 años la pantalla táctil? pensaría un gorilón. Y sabes que respondo. Porque ese avión es de todos y tenemos derecho a gozar del mejor servicio seamos de donde seamos y vengamos de donde vengamos.
Las chicas nuevas, son una nueva generación. Sangre nueva en una empresa que renació y hoy tiene puesta la vista en el futuro. Hoy ese futuro es una realidad y dependerá de todos hacer lo posible para que Aerolineas Argentinas sea, cada día, un poquito más de todos.
Eso es peronismo, eso es EL MODELO puesto en marcha y palpable en toda su magnitud.
(Pantalla Táctil en el nuevo embraer. Asiento 5 "Alfa")

4 comentarios:

Vecino cachariense dijo...

Linda crónica! Nos alegramos de poder leerte de nuevo

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

Anónimo dijo...

Bueno bueno, hoy lunes, volver al trabajo calladito y nada de política. Ja Ja.
Muy buena la crónica, gracias por el pantallazo que nos das.

Mariana

Columna Norte dijo...

Compañero,
La crónica, ¡brillante como merece!
Un abrazo y en breve habra que asar unas carnes.
Ikal