miércoles, 23 de marzo de 2011

Sigue el "bochorno" de Chubut.

Como pocas veces, La Nación se separa de su colega Clarín en el intento de imponer el fraude en Chubut.
Como bien dice en su nota Mariana Verón "entre las irregularidades detectadas, la más llamativa fue en la mesa 183 de Puerto Madryn, en la que el candidato de Das Neves obtuvo 888 votos contra 107 de Eliceche. Según la Casa Rosada, no existió ninguna urna que haya recibido más de 300 votos. Además, según la versión oficial, hubo mesas en las que el Frente para la Victoria no recibió ningún voto, como la 334 de José de San Martín, la 722 de Rawson y la 1256 de Comodoro Rivadavia. En otra mesa, la 1034 de Paso de los Indios, aparecen 102 votos para Buzzi, 49 para Eliceche, y 155 en blanco. Entre las irregularidades, el Gobierno también aportó la mesa 1199 de Comodoro Rivadavia, en la que la suma de todos los votos dio 506, cuando no debería superar los 300 o 350".
Estos datos suministrados por los fiscales de los partidos afectados (tanto el FPV que dice haber ganado y la UCR) deberán ser cotejados durante el recuento definitivo, que será el único con validez legal.
Hay que recordar que el senador nacional de la Unión Cívica Radical (UCR) Mario Cimadevilla advirtió que no puede respaldar la victoria de Buzzi y también denunció que hubo "fraude".
El FPV necesita comparar sus propias actas con las del radicalismo para entonces lograr (si hay coincidencia) que la Justicia acepte el conteo voto a voto.
Lo que ya está claro es que lo que pasó en Chubut es un bochorno. "Fraude" todavía es una palabra muy grande, pero de esto tienen que tomar nota todos los opositores que no logran consolidarse ni siquiera en sus propios territorios.


2 comentarios:

Columna Norte dijo...

Esto ¡Suescandalo! Diría el dueño del Proyecto Surf.
Un saludo,
Ikal

Néstor Dulce dijo...

Muy buena la nota. Te invito a leer algo sobre el mismo tema en un blog de humor K. ¿Querés saber quién ganó en Chubut? Kikito te lo cuenta en su nota: MARIO DAS NEVES: "Lo que cuenta no es quien vota sino quien cuenta los votos".
Yo soy muy joven e inexperto, sobre todo en lo referido a la política. Sin embargo, enseguida advertí que las elecciones chubutenses iban a ser fraudulentas. ¿Cómo lo supe? Y ... apenas la vi a "cachetazo" Caamaño en el bunker del peronismo "fraudelar", digo federal, y a su marido controlando la Junta Electoral supe que aquí iba a haber tongo. La deducción era lógica: si el "gastronómico" Barrionuevo no tuvo "empacho" en afirmar que había que dejar de robar al menos durante dos años para que el país salga adelante, ¿cómo iba a tener escrúpulos para afanarse algunos votos del Frente para la Victoria? LEERLA en el blog www.kikitodulce.blogspot.com Gracias