lunes, 14 de junio de 2010

Gualeguaychú no tiene nada de rebelde

En 1921, los peones de las estancias patagónicas se sublevaron para pedir por las mejoras de sus condiciones de trabajo. Esa oligarquía que se había quedado con millones de hectáreas luego de la "conquista" del "desierto" no quería resignar ni un paquete de velas ni un botiquín con instrucciones en español.
Ahora, en el siglo XXI, un grupo de sojeros-ambientalistas desidieron cortar por tres años y medio un paso internacional para imponer su pensamiento. El estado argentino fue a la Corte Internacional de La Haya y consiguió un fallo; que a pesar de ser favorable a Argentina; los Asambleistas-piqueteros no quisieron aceptar.
Se les pidio que despejaran la ruta, mientras que la derecha pedía reprimir, el gobierno (Cristina, Anibal y Randazzo) dijo que no iba a lastimar a nadie. La forma de presionarlos fue con una demanda civil y penal.
Los "ambientalistas" quisieron buscar un respaldo masivo de sus conciudadanos pero la plaza quedo "semivacía". Para colmo, lo que les peligra es el bolsillo y decidieron aflojar como lo dice acá y acá.
Esto se aproxima al final, parece que no habrá muertos como querían algunos, pero además será otra victoria para el gobierno que pudo desarticular un conflicto sin tener que recurrir a la represión.


(El Gobierno radical en 1921 mandó al ejercito para terminar con el conflicto...)

(De La Rua, otro radical, reprimió en 1999 el corte en el puente Belgrano de Corrientes)

(En Diciembre 2001, tras acentuar la crisis y quedarse con los depósitos de la clase media, el Radical De La Rua ordena la represión y asesinan a 37 argentinos)

2 comentarios:

Columna Norte dijo...

No tienen nada de rebeldía porque son la oligarquía.
Mientras se quejan de una planta que no contamina, con el gifolsato a los peones fulminan.
Abrazo compañero!

Columna Norte dijo...

Compañero vichate donde colgaron un artículo que escribí en el blog. Me quede sorprendido. Abrazo. Te dejo el link http://habituesdelteatrocolon.wordpress.com/2010/06/04/columna-norte-el-neomenemismo-macrista-en-el-coln/