miércoles, 30 de junio de 2010

Raspanado la olla: desgranando las mentiras de la oposición sobre el tema Venezuela

Excelente nota de Raúl Kollmann e Irina Hauser en Página/12 sobre las preguntas lógicas que nadie (ni los opositores ni los medios monopólicos) parecen hacerse.
Entre los argumentos se aclara que el principal protagonista - al que ninguno de los medios opositores entrevistó - es el ex Canciller Rafael Bielsa.
También se deja en claro que "Sadous dejó la embajada de Argentina en Caracas el 20 de junio de 2005. En ese momento, la posibilidad de venta de maquinaria agrícola ni existía. En el expediente figura que el acuerdo con Venezuela se firmó el 29 de septiembre de 2005, tres meses después, y la primera concreción de venta de maquinaria se produjo a partir de junio de 2006, cuando Sadous ya hacía un año que no estaba en Caracas".
El fideicomiso existió entre dos actores venezolanos (PDVSA y Banco Desarrollo Venezolano) con el dinero argentino. También se hace la aclaración que el dinero había pagado el fuel-oil, por lo tanto, era de los venezolanos.
Desde la oposición y los medios ultra-opositores se impulsó la idea de la "embajada paralela". Lo que parece que no analizaron es que los funcionarios del gobierno argentino (como los de todo el mundo) suelen ser los encargados de hacer las negociaciones. Un ejemplo claro es el del "Canje de deuda" que no lo encararon los embajadores sino los ministros de Economía (Lavagna en 2005 y Boudou en 2010).
También se dijo que los empresarios le habían comentado al embajador Sadous que funcionarios les pedían usar la Trade Plamat abonando un 15% que supuestamente era un sobreprecio. Ese precio convenido con palmat, no solo les permitía ingresar al mercado venezolano, sino termianr con todos los gastos de la operación que quedaban a cargo de la Trade.
También es muy interesante como todos los empresarios contaron que en aquella época "era difícil meterse en el mercado venezolano, porque estaba copado por los brasileños y, además, porque exigían socios locales y un conocimiento de “mecanismos, códigos y canales informales usuales en el ámbito venezolano”.
Algún ultra-opositor podría argumentar que no pueden declarar porque "si pagaron coimas ellos son cómplices y se estarían acusando" (como hizo Pontaquarto), pero Eduardo Cavanagh, (el empresario que intentó vender vaquillonas a Caracas pero quedó afuera) no estaría declarando contra sí mismo, porque no pagó ninguna coima. Y, como perdió el supuesto negocio, podría "despacharse con bronca". Pero... ¿qué dijo?.
Cavanagh afirmó ante el juez y el fiscal que nadie le pidió nunca una coima, pero que la pelea era furiosa entre las empresas argentinas y que algunas de ellas eran “caballos del comisario” de los venezolanos. Tomó la situación, señaló, como “parte del riesgo empresario”.
Para terminar, es curioso como la oposición le da entidad a los futuros dichos del ex-defensor del pueblo Guillermo Mondino.
Mondino (hoy opositor e integrante del "peronismo" Federal) firmó un dictamen sobre la operación de venta de maquinaria a Venezuela y las comisiones de Palmat: “No hay motivos para hacer ninguna denuncia penal” decía el informe con su firma estampada.
Hay muchas mentiras más que los medios ultra-opositores (Clarín y La Nación) quisieron imponer y "hacen agua" por todos lados. Lo importante es que quede registro y que todos hagan un análisis de las cosas que los diarios dicen y lo que sucede en la realidad que es totalmente diferente.
Ah, y ¿dónde está Ernestina?.
(El tema "Sadous" no da para más hace mucho tiempo, por eso con la publicación de la versión taquigráfica se acaba la mentira).

1 comentario:

Columna Norte dijo...

Excelente, no tenía la sutileza de las fechas que dan cuenta con gran contundencia sobre la gran mentira que es el circo de Sadous y Clarín.
Saludos